Tratamiento para el dolor cervical

El dolor en el cuello es una molestia muy común, esto se produce cuando los músculos se contraen o se tensan, dificultando así los movimientos de la cabeza. Esto puede deberse a malas posturas al dormir o malas posturas al sentarse, también puede ser por enfermedades crónicas como la artritis reumatoide.

Las causas más frecuentes por las que sentimos dolor cervical son:

tratamiento-cervical
  • Secuelas de algún accidente automovilístico

  • Disfunción visceral

  • Golpes o caídas

  • Malas posturas

  • Tensión emocional

  • Ansiedad

  • Vértigo

Tratamientos para el dolor de cuello

Realizarse tratamiento fisioterapéutico ayuda a controlar y aliviar las molestias cervicales. Este tratamiento hace que los músculos se relajen y mejora la movilidad cervical. Se debe realizar masajes en el cuello y aplicar algunas terapias locales.

fisioterapia-dolor

Las duchas a presión a la hora de levantarse y con el agua a una temperatura que pueda tolerar, son muy eficaces para el dolor cervical. Trate de enfocarse en las zonas más afectadas para que la presión del agua puede ayudarlo, se puede duchar durante unos 10 o 15 minutos.

Es recomendable evitar levantar todo tipo de peso y sentarse en sillas con respaldo vertical. Puede utilizar fármacos que sean analgésicos o antinflamatorios siempre que este prescrito por su médico.

Tratamientos naturales

Aceite esencial de lavanda

Este aceite contiene activos antinflamatorios y calmantes que ayudarán a reducir la rigidez y la molestia en el cuello. Aplica una poca cantidad de este aceite sobre tu cuello y haz movimientos circulares durante 5 a 8 minutos, puedes hacer este masaje dos veces al día.

Compresas con té de cascaras de naranja

Tiene propiedades relajantes y antinflamatorias que ayudan a aliviar la rigidez y tensión en el cuello. Se aplican compresas calientes en la zona afectada.

Aceite de romero

Es antinflamatorio y relaja los músculos que están contraídos en la zona cervical. Aplica una poca cantidad de aceite sobre tu mano y masajea tu cuello por unos minutos puedes hacer esto dos veces al día.

Tintura de árnica

Es un relajante muscular usado de manera tópica, mejora mucho la condición de los pacientes con dolor cervical. Debes agregar un par de gotas de tintura de árnica en un vaso con agua tibia y listo, puedes aplicarla en la zona donde te duela utilízalo durante 10 minutos y descansa, puedes hacer este procedimiento 2 veces al día.

Compresas de hielo

Sólo debes envolver en un paño unos cubos de hielo y aplicarlos en la zona donde te duela durante 5 o 10 minutos, luego de ese tiempo pon en la zona donde tienes dolor un paño caliente para que termine de relajarse esa parte de tu cuerpo, puedes hacer este tratamiento dos veces al día.

Infusión de tila

Tomarla por la noche da muy buenos resultados, ya que ayuda a dormir y descansar. La infusión de tila ayuda contra el estrés y la ansiedad.

Infusión de hierba luisa

Es una hierba antinflamatoria, si trabajas en una oficina o en un lugar donde recibes mucho estrés te recomendamos que pruebes esta infusión.

Piñones y almendras

Los frutos secos como lo son los piñones y almendras contienen magnesio lo que ayuda a que se alivie el dolor cervical y contienen vitamina E que puede evitar futuros dolores de cabeza.

Pimienta de cayena

Es muy buena como pomada natural, ya que tiene un efecto de calmante, ayuda a reducir la molestia en el cuello, puedes aplicarla durante varias veces al día.