Causas y tipos de dolores

El dolor se define como una experiencia sensorial y emocional incomoda, incorporada a un deterioro tisular, real, potencial o detallado en términos de dicho daño. El dolor que se puede experimentar puede ser agudo y puede durar muy poco o puede que el dolor sea crónico y durar un gran periodo.

Clasificación del dolor

Dolor Nociceptivo

Funciona como elemento protector. Es producido por la actividad provocada en las vías neuronales por un deterioro en los tejidos del organismo o un estímulo que logra producirlo. Existen muchos dolores, entre ellos se encuentran el dolor postoperatorio, la osteoartritis, la lumbalgia o las lesiones deportivas.

Dolor somático o inflamatorio: este tipo de dolor se puede localizar, mayormente es un dolor leve y es más habitual en hombres, ese dolor puede producirse en las caderas y manos como también se puede experimentar en la zona lumbar.

Dolor neuropático

Es producido a causa de lesiones, este dolor puede surgir por algún daño o una enfermedad en el sistema nervioso. No se puede notar ningún indicio físico, pero quienes lo experimentan lo describen como un hormigueo, como un dolor punzante o como algo que los quema. Estos síntomas pueden aparecer luego de una lesión que afecte el sistema nervioso y puede que surja de manera espontánea.

Dolor psicógeno

Su causa es psicológica. Algunas cosas que pueden influir en este tipo de dolor pueden ser algún tipo de creencias, miedos que han sido desarrollados a lo largo de su vida, emociones o recuerdos. Es un dolor muy real que requiere de tratamiento psiquiátrico.

Causas

Los seres humanos podemos experimentar dolor por diversas maneras. Los diversos síntomas que experimentamos no suelen surgir de manera aislada, es por ello, que puede haber muchas cosas implicadas cuando sentimos dolor. Un ejemplo de ello es la inflamación, este dolor es de tipo nociceptivo más frecuentes, pero también puede aparecer en el dolor neuropático.

El dolor somático o inflamatorio surge habitualmente por consecuencia de un deterioro en los tejidos del organismo, esto es producido por lesiones repetidas, por exceso de alguna actividad o por inactividad o el uso incorrecto de algunas partes del cuerpo. El dolor neuropático puede aparecer por algún daño, por disfunción o lesión en algún nervio, este a su vez envía indicaciones erróneas a los centros de dolor.

El dolor neuropático y nociceptivo puden llegar hacer agudos o crónicos. El dolor agudo es un indicativo de que nos hemos lastimado, por poner un ejemplo cuando nos quemamos en alguna zona de nuestro cuerpo, él nos indica que nos hemos lesionado. Este tipo de dolor aparece sin avisar y mayormente no dura mucho, cuando la herida se cura el dolor desaparece por completo.

De forma contraria, el dolor crónico es persistente y puede mantenerse meses en el cuerpo, puede permanecer incluso después de que la herida ha sanado. Por ejemplo, La artrosis es un dolor de tipo crónico que afecta las articulaciones y produce dolor durante un largo periodo, los huesos y algunas articulaciones se rozan unas contra otras por el desgaste del líquido sinovial.